Carta a Pedro Delgado. La ansiedad SIN Omnipotencia es carta a ganador

Pedro Delgado es un psiquiatra venezolano que desde hace 20 años se entregó a fundar y dirigir “Residencia Humana”, una clinica psiquiátrica de excelente calidad, pero además una organización que genera docencia, programas de proyección social y es referencia y evidencia concreta de emprendimiento estratégico en este caso aplicado al campo de la psiquiatría y salud mental . Pedro tiene una amplia y solidad formación académica en centros nacionales e internacionales y comparte con su esposa María de los Angeles Ghersi de Delgado esta creación venezolana de trabajo llamada “Residencia Humana”.

María de los Angeles Ghersi de Delgado. Coach Personal. Promotora de Bienestar @abueladas4.0 Coordinadora General de Residencia Humana

Hace días, un sábado por la mañana invitaron a un grupo de profesionales a celebrar con jugo, cafe, te y tortas de frutas dos décadas de trabajo y a oír una conferencia dictada por el prestigioso investigador Ivan Montoya del National Institute on Drug Abuse titulada“Innovación en terapéutica farmacológica y otras alternativas en adicciones”. Fue una exposición excelente sobre algunos escenarios de ciencia aplicados al cerebro y la mente.

Que oportuno fue apreciado Pedro, a través de la “magia” digital traer al Dr Montoya, de todos los temas e investigaciones que presentó me quede pensando en la versatilidad y utilidad terapéutica de los fármacos que generan “antagonismo farmacológico”, un logro de la ciencia el poder utilizar medicamentos que actúan sobre factores tóxicos como las drogas y bloquear el efecto en el cerebro, previo a que le hagan daño.

En términos más sencillos este concepto de “antagonismo farmacológico” es la propiedad de algunos medicamentos utilizados en pacientes con problemas de adiccíón, por ejemplo a cocaina o anfetamina, de unirse en sangre con el factor tóxico y no permitir que llegue al cerebro, y entonces, al no poder la substancia que daña atravesar la frontera del cerebro, llamada barrera hematoencefálica, se queda circulando en sangre y no afecta las neuronas.

Pero volviendo a la celebración de los cuatros quinquenios de “Residencia Humana” pensaba que el haberlo logrado era consecuencia del trabajo y esfuerzo mantenido y que para la existencia de una obra como está es obvio que deben haberse superados adversidades y realizado muchas jugadas emocionales, utilizando la ansiedad buena, y es la explicación porque en ninguno de los rincones de la clínica, ni en los jardines, ni en los excelentes ambientes terapéuticos ni en los corazones de Pedro y Maria de los Angeles se percibe que brota el efecto nocivo y contaminante de Omnipotencia debido a la ansiedad

Ya de regreso, caminando por las calles cercanas a “Residencia Humana” y pensando en la conferencia del Dr. Montoya, en mi mente se generó una imagen, que comparto con Ustedes, la similitud entre el efecto antagónico o neutralizador que producen algunos fármacos en factores que hacen daño a la salud global, como son las drogas y el efecto antagónico, neutralizador y muy positivo que genera la ansiedad bien utilizada, la ansiedad moderna e inteligente, la ansiedad buena, en la otra ansiedad, en la ansiedad tóxica. La ansiedad buena genera un “antagonismo afectivo” que permite que se disminuya en las neuronas el daño de la “ansiedad mala”, es decir, produce freno y resolución para una emoción que a intensidad inadecuada y mantenida en el tiempo afecta al individuo en su salud mental, lo afecta en las relaciones afectivas, lo afecta en su trabajo, le afecta su vida y su felicidad. La ansiedad buena se convierte en “antídoto” para una funcion de la psiquis, la ansiedad negativa, que se puede vincular con la omnipotencia, hace sufrir, genera dolor social y ayuda a gestar tiempos caóticos como los que están viviendo los ciudadanos venezolanos y los ciudadanos del mundo.

Ansiedadsoluciones.com es un blog dirigido por el Dr. Luis José Uzcátegui especializado en generar informacion acerca diversos temas relacionados con los problemas de ansiedad