Investigaciones de funciones de la memoria, atención, abstracción, aprendizaje verbal, velocidad de procesamiento, concentración, procesos cognitivos

Descubra su Mente a través de

programas de alta modernidad

———————————-


El Test de los Senderos (TESEN) es una prueba de cribado de aplicación individual para evaluar el funcionamiento ejecutivo de los jóvenes y adultos mediante una tarea de planificación visomotora. Está basado en el Trail Making Test (TMT), que es una de las pruebas más clásicas y utilizadas para evaluar el funcionamiento ejecutivo, aunque incorpora numerosas novedades y ventajas con respecto a este.

Está compuesto por 4 pruebas (o senderos) diferentes que permiten evaluar una variedad más amplia de componentes incluidos en las funciones ejecutivas, como son la capacidad para planificar, la memoria de trabajo, la flexibilidad mental, la alternancia, la atención sostenida, la memoria prospectiva, la velocidad de procesamiento perceptivo y la fluidez de la respuesta motora.

En cada una de estas pruebas, de dificultad creciente, se valora tanto la precisión (errores) como la velocidad, además de ofrecer un índice total de funcionamiento ejecutivo. Además, en el manual también se proporcionan las claves para valorar los aspectos cualitativos de la ejecución que se observen durante la aplicación de la prueba y su significado neuropsicológico, lo que permite ir más allá de la interpretación psicométrica de los resultados.


El SCIP-S es una prueba de screening cognitivo específicamente desarrollada para detectar los principales déficits cognitivos que presentan las personas con algún tipo de enfermedad mental, aunque también puede utilizarse para evaluar el estado cognitivo de adultos sin enfermedad mental. Está compuesta por 5 pruebas breves que exploran la memoria, la atención, la función ejecutiva y la velocidad de procesamiento. Los resultados permiten obtener un perfil de los déficits cognitivos del paciente, además de una puntuación total que resume su estado actual.

Dispone de tres formas paralelas de la prueba que permiten evaluar a los pacientes en varias ocasiones, evitando así el efecto de aprendizaje. Esto, unido a su brevedad, hace del SCIP-S una prueba ideal para la práctica clínica ya que se pueden utilizar distintas formas en la evaluación inicial y en las diferentes visitas de seguimiento. Además, ofrece baremos para población general o comunitaria (adultos sanos) en función de la edad y del nivel educativo así como baremos específicos para pacientes psiquiátricos (esquizofrenia y trastorno bipolar I).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s